Ir al contenido principal

Ronda de Intercambio en el jardín: ¿Sí o no?


Hoy vamos a hablar sobre la Ronda de Intercambio. Los docentes la realizamos o hemos realizado en nuestras salas, aunque a veces sin detenernos a pensar demasiado acerca de su implementación. La idea es reflexionar juntos y responder a la pregunta que está en el título de la publicación: Ronda de Intercambio: ¿Sí o no? Y sumamos: ¿Sí? ¿De qué forma? ¿No? ¿Por qué? ¡Empecemos!

La Ronda de Intercambio se realiza generalmente al inicio de la jornada escolar. Todos los chicos se sientan en el piso formando una "ronda" e "intercambian" distintas informaciones, actividades e ideas. Esta ronda es dirigida por el docente. Su propósito es comunicativo, es decir, que los chicos se expresen utilizando el lenguaje oral.

La actividad suele interesar a los niños en un primer momento pero, cuando se repite día a día, sin introducir nuevas consignas, deja de entusiasmarlos, se hace rutinaria y sólo participan unos pocos. Suele terminar ocurriendo que el adulto debe utilizar artificios cada vez más estridentes para tratar de concitar la atención de todos, perdiendo o desdibujando el objetivo original de la propuesta.

Vale la pena repasar algunos supuestos en los que está basada esta actividad (hay muchos más):

- Que los niños ya saben conversar en ronda grande.
- Que su atención está disponible para escuchar a todos sus compañeros.
- Que las llamadas "novedades del día" son significativas para todos.
- Que es posible para todo el grupo participar en la ronda sin temor ni gran esfuerzo.

Lo cierto es que la exposición de los chicos a conversaciones en grupos grandes es poco frecuente en la vida diaria; por lo general participan de intercambios con solo dos o tres personas. Es decir, se trata de una forma de comunicación poco común en la vida social.

Entonces, no es factible esperar que se desenvuelvan espontáneamente en esta ronda. Deben aprender a hacerlo con la ayuda del docente y para muchos demandará un gran esfuerzo. La ronda puede transformarse en una situación de exposición dolorosa. No se trata de que no sepan hablar sino que desconocen este singular patrón de intercambio o bien la ronda los intimida o aburre. Basta con observar a esos mismos alumnos en situaciones de juego en el aula o en el patio, donde es probable que se comuniquen con sus compañeros sin dificultad, sin problemas ni inhibiciones.

A continuación brindaremos algunas sugerencias para que la Ronda de Intercambio se torne significativa y los invitamos a participar contándonos qué otras ideas se les ocurren.

- Planificarla teniendo en cuenta temas de interés general. 
- Proponerla cuando ha surgido algún conflicto, para buscar soluciones entre todos.
- No limitarla a una exposición sucesiva y ordenada. Por el contrario, promover la discusión y el debate grupal.
- En la Sala de Cinco Años es factible, después de un tiempo de haberla realizado, proponer que un grupo de alumnos exponga sobre algún tema o situación.
- Utilizarla para hacer un juego verbal.
- Realizarla en el momento más propicio del día, no necesariamente al llegar.
- Rol docente: Escuchar con atención lo que los chicos relatan y responder de forma pertinente. Se trata de lograr un verdadero diálogo; recordemos que ese es el objetivo de la actividad.
- No establecer como necesario que todos hablen, ni que lo hagan todos los días.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Planificando: actividades para chicos de uno y dos años

¡Hola a todos! Café en mano, comenzamos a planificar. A continuación les dejamos una estructura que a nosotras siempre nos funcionó muy bien para planificar en la Sala de Dos Años (y también en la Sala de Un Año).

En este modelo/ejemplo detallamos: - Los Objetivos básicos del mes. - Las Propuestas Secuenciadas que realizaremos ese mes. - Las Propuestas de Resignificación de Actividades Cotidianas. - Actividades de Juego Espontáneo. 

Con esta estructura podemos visualizar claramente todo lo que necesitamos y, además, nos permite hacer cambios en base a nuestras observaciones (¡Flexibilidad ante todo en el Jardín Maternal!). Recuerden: modelos de planificación hay muchos, lo importante es que quede claro qué queremos enseñar y, fundamentalmente, para qué lo queremos enseñar, cuál es el sentido de lo que estoy enseñando.

Objetivos básicos del mes
Que los niños: - Música: Exploren, identifiquen y descubran distintos sonidos. - Música: Produzcan sonidos con objetos y con su voz. - Música: Se in…

Explorando con los sentidos

¡Hola a todos! En esta ocasión les traemos una Unidad Didáctica con una temática que realmente nos encanta: Los Sentidos. Los seres humanos utilizamos los sentidos para percibir, conocer y relacionarnos con nuestro entorno. Ellos son: la vista, el olfato, la audición, el gusto y el tacto. Cada uno depende de un órgano concreto para poder realizar su función: ojos, nariz, oído, boca, cuerpo en general. Estos órganos captan impresiones y las transmiten al cerebro, el cual las transforma en sensaciones. La idea principal de esta unidad es que los chicos exploren el ambiente/espacio cotidiano y ayudarlos  a darse que cuenta de que, al hacerlo, están utilizando sus sentidos. Luego, a partir de esas exploraciones, podrán conocer y reconocer los sentidos y los órganos que cumplen la función de cada uno de ellos. Teniendo en cuenta esta información comencemos con nuestra planificación.

* Objetivos:

Que los niños:
- Exploren los sentidos en diferentes situaciones: que observen, huelan, oigan, deg…

Matemáticas: juegos reglados para trabajar las Funciones del Número

Como les prometimos, vamos a desarrollar diferentes juegos que pueden realizar para trabajar los contenidos de los distintos bloques.

Segundo bloque: Funciones del Número.

Función: El Número como Memoria de Cantidad.

- Don Bocón (juego de emboque para espacio amplio):
Elementos necesarios: caja con una perforación grande, pelotitas livianas (de papel, de plástico o de tela). Explicación del juego: El juego consiste en hacer puntería a la caja embocando pelotas. Consideraciones didácticas: Se jugará a grupo total durante un tiempo establecido anteriormente y se determinará cuántas pelotitas se embocaron y cuántas no. Intervenciones posibles: ¿Cuántas pelotitas embocaron?, ¿Qué pueden hacer para averiguarlo?, ¿Dónde hay más pelotas: en la caja o en el piso del patio?, ¿Cuántas quedaron sin embocar?, Las tenemos que sacar para seguir jugando porque no alcanzan para los otros compañeros o para otra ronda: ¿Qué pueden hacer para acordarse cuántas embocaron hasta ahora?
- Más juegos de puntería c…