Cuadro seguidores Google+

Cuadro de búsqueda

30 de junio de 2013

PROPUESTA: LA CAJA DE MARÍA ELENA WALSH.


¡Hola a todos! En Espacio Kinder nos encanta María Elena Walsh y, por eso, decidimos dedicarle una publicación entera. Primero desarrollaremos su biografía y luego nos pondremos manos a la obra para realizar una hermosa actividad que creemos disfrutarán mucho. ¡Empecemos!

María Elena Walsh

Célebre por su literatura infantil, creó personajes conmovedores, como Manuelita la Tortuga, que inspiró la película "Manuelita" (1999), dirigida por Manuel García Ferré. Sus temas fueron musicalizados por personalidades como Mercedes Sosa y Joan Manuel Serrat y trascendieron las fronteras argentinas.

María Elena Walsh nació en el barrio de Ramos Mejía, en Buenos Aires, el 1 de febrero de 1930. Su padre era un ferroviario inglés que tocaba el piano y cantaba canciones de su tierra; su madre era una argentina descendiente de andaluces y amante de la naturaleza.

Fue criada en un gran caserón, con patios, gallinero, rosales, gatos, limoneros, naranjos y una higuera. En ese ambiente emanaba mayor libertad respecto de la tradicional educación de clase media de la época. Tímida y rebelde, leía mucho de adolescente y publicó su primer poema a los quince años en la revista "El Hogar". Poco después escribió en el Diario "La Nación".

Un año antes de finalizar sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes, publicó su primer libro (en 1974), "Otoño imperdonable", que recibió el segundo premio Municipal de Poesía y fue alabado por la crítica y por los más importantes escritores hispanoamericanos. A partir de allí, su vida dio un vuelco: Empezó a frecuentar círculos literarios y universitarios y escribía ensayos. En el año 1949 viajó a Estados Unidos, invitada por Juan Ramón Jiménez. En los años 50 publicó "Baladas con Ángel" y se autoexilió en París.

Realizó además recitales unipersonales para adultos. En 1962 estrenó en el Teatro San Martín "Canciones para Mirar", que luego grabó con CBS. Al año siguiente estrenó "Doña Disparate y Bambuco", representada muchas temporadas en Argentina, América y Europa. En los años 60 publicó, entre otros, los libros "El Reino del Revés", "Cuentopos de Gulubú", "Hecho a mano" y "Juguemos en el Mundo". También escribió guiones para televisión y los libros "Tutú Maramba", "Canciones para Mirar", "Zoo Loco", "Dailan Kifki" y "Novios de Antaño". En 1985 fue nombrada Ciudadana Ilustre de la Provincia de Buenos Aires. En 1994 apareció la recopilación completa de sus canciones para niños y adultos y, en 1997, "Manuelita ¿Dónde Vas?".

María Elena Walsh era una verdadera juglar cuando recitaba y cantaba sus versos, pero también denunciaba subliminalmente diversas cuestiones sociales. Toda su rebeldía, su desencanto, su oposición, su amor a la naturaleza y a los niños han quedado reflejados en numerosos poemas, novelas, cuentos, canciones, ensayos y artículos periodísticos. Falleció el 10 de enero de 2011 en Buenos Aires.

Esta fabulosa mujer nos abre las puertas para realizar infinidad de actividades y proyectos. En esta oportunidad les proponemos una experiencia sumamente significativa para desarrollar con los chicos: La caja de María Elena Walsh. Esta caja luego podrá integrarse a la biblioteca de la sala, para poder ser utilizada cuando los niños concurran a ese sector.

La caja de María Elena

* Objetivos:

Que los niños:
- Se involucren con algunos aspectos de la vida de la autora.
- Se inicien en la clasificación por autor, pudiendo elegir con fundamento un texto, poesía, canción que les agrada.
- Conozcan distintas poesías, textos y canciones de María Elena Walsh.

* Propuestas:

- Colocar la canción: "Manuelita ¿Dónde Vas?". Preguntar a los chicos si alguno conoce esa canción, y si saben quién es la persona que la canta. A continuación presentar una caja colorida, decorada de forma creativa y mágica, la cual tendrá en su tapa una imagen de María Elena. Explicar algunos aspectos de la vida de la autora, que sean significativos para el grupo de niños. Ayudarse con imágenes.

- Leer y narrar cuentos de María Elena, los cuales se colocarán junto a la caja en un sector especial de la Biblioteca. Leer sus poesías y escuchar sus canciones. Las poesías se leerán directamente del portador de texto original, aunque también se pueden realizar tarjetones usando fotocopias color de tamaño mediano con texto de la poesía e imagen original (plastificar). Esto permitirá que los niños tengan mayor acceso a las mismas y puedan elegir las que más les gusten.

- Ir colocando distintos elementos en la caja: imágenes (Tortuga, Jacarandá, Muñeco de Nieve "Don Fresquete", etc.), textos de canciones, tarjetones con poesías, fotografías de María Elena, entre otros.

- La caja puede rotar por los hogares. Registrar quién se lleva la caja cada día (puede ser todos los viernes). Las familias deberán, si es posible, sumar algo a la misma.

- Exposición de Literatura: "El Mundo de María Elena Walsh". Invitar a otras salas y a las familias a una exposición sobre la autora. La misma será planificada con anticipación junto a los chicos, pensando entre todos lo que se necesitará. Puede tener distintos "stands" o "sectores" y un plano para los invitados. Puede haber un espacio cómodo con almohadones para sentarse tranquilamente a leer.

- Invitar a un padre, madre, abuelo, hermano, para cantar las canciones de María Elena junto con los docentes de música.

- Sumado a esto, se puede trabajar en varias actividades con el cuento "Don Fresquete": "Se ha marchado Don Fresquete, a volar en barrilete...". Escuchar el cuento narrado por la docente, pero también por la autora; observar el video del cuento (disponible en You Tube, by "Mi Sala Amarilla"). Además ordenar los acontecimientos del relato a partir de imágenes; pensar entre todos "¿Dónde habrá ido Don Fresquete volando con el barrilete?"; dibujar algo significativo de la historia; contarle la historia a otra sala; incorporar el cuento y las imágenes a la caja de María Elena Walsh.

Para tener en cuenta: Esta misma propuesta puede realizarse con otros autores. Hacia fin de año habrá distintas cajas con diversos autores, que los niños podrán elegir según gustos y preferencias. Ahora sí, ¡Terminamos! Si les gustó no se olviden de compartir y comentar. ¡Saludos espaciokinderos!

UNIDAD DIDÁCTICA: EXPLORANDO LOS CINCO SENTIDOS. SALA DE TRES AÑOS.


¡Hola a todos! En esta ocasión les traemos una unidad didáctica con una temática que realmente nos encanta: LOS SENTIDOS. Los seres humanos utilizamos los sentidos para percibir, conocer y relacionarnos con nuestro entorno. Ellos son la vista, el olfato, la audición, el gusto y el tacto. Cada uno depende de un órgano concreto para poder realizar su función: ojos, nariz, oído, boca, cuerpo en general. Estos órganos captan impresiones y las transmiten al cerebro, el cual las transforma en sensaciones. Teniendo en cuenta esta información y con café en mano (¡Fundamental!), comencemos con nuestra planificación.

* Objetivos:

Que los niños:
- Conozcan y reconozcan los sentidos, y el órgano que cumple la función de cada uno de ellos.
- Exploren los sentidos en diferentes situaciones.
- Expresen y comuniquen gustos y preferencias.
- Puedan apreciar y disfrutar las experiencias sensoriales.

* Contenidos:

Experiencias para el Desarrollo Corporal. Relación con el Propio Cuerpo.
- Los cinco sentidos y sus funciones.
- Características de los cinco sentidos: olfato, gusto, audición, tacto y vista.
- Sentido del olfato: gustos y preferencias.
- Sentido del tacto: diferentes sensaciones, texturas. Reconocimiento de objetos a través del tacto.
- Sentido de la audición: diferenciación de sonidos.
- Sentido del gusto: gustos y preferencias.
- Sentido de la vista: estimulación a una observación más profunda y desde diferentes puntos de vista.
- Reconocimiento del órgano que cumple la función de cada uno de los sentidos.

* Actividades:

Inicio:

- Exploración del propio cuerpo:
- Investigar el propio cuerpo y también el de los otros, mirándose y observándose. Características físicas, orificios de algunos órganos: nariz, oídos, boca.
- Nominar partes del cuerpo para saber cuáles reconocen los chicos y cuáles no. Para las partes que no reconozcan, hacer actividades puntualizadas como por ejemplo: mirarse al espejo para pintarse la cara, jugar a reproducir gestos expresivos con el cuerpo, jugar a responder las órdenes que "Simón dice".

- Indagación de saberes previos:
- Reunir al grupo en el sector de intercambio. En un afiche escribir las respuestas a las siguientes preguntas: ¿Qué son los sentidos? ¿Para qué sirven? ¿Cuántos sentidos tenemos? ¿Cómo se distinguen unos de otros?

- Intercambio sobre los sentidos:
- Reunir a los niños. Para sintetizar la actividad anterior, contarles que hay cosas que se pueden ver, otras que se pueden oler, otras escuchar, otras tocar, y otras que se pueden comer/tomar. A veces hay materiales que se pueden mirar pero no escuchar ya que no reproducen sonidos, o se pueden escuchar pero el sonido no se puede oler. Reconocer entre todos con qué parte del cuerpo se llevan a cabo los distintos sentidos: el olfato con la nariz, la vista con los ojos, el tacto con el cuerpo en general, el gusto con la boca y la audición con los oídos.

- Clasificación:
- En esta actividad se presentará un cuadro donde estarán las imágenes de los órganos de los cinco sentidos (nariz, ojos, cuerpo, boca, oídos). Además habrá imágenes de diferentes objetos, comidas, animales, instrumentos, entre otros (varias de cada una). La propuesta consiste en colocar las imágenes en el lugar donde corresponda, pudiendo también ubicar una misma imagen en más de un casillero.

Desarrollo:

- Adivinando los sonidos: Reunir a los chicos y contarles que jugarán a "adivinar sonidos". Decirles que para escuchar tendrán que prestar mucha atención y hacer silencio, así todos podrán oir. Los que quieran podrán cerrar los ojos. A continuación reproducir distintos sonidos de la naturaleza, como lluvia, pájaros y otros animales; también sonidos del medio ambiente, objetos y transportes como autos, camiones, ambulancias, entre otros. Los niños tendrán que adivinar los sonidos que van escuchando.

- Explorando materiales: Reunir a los alumnos y contarles que explorarán distintos elementos. Analizarán entre todos si son para escuchar, para oler, etc. Invitar a explorarlos; se podrán descalzar para sentir sus texturas con las diferentes partes del cuerpo. En el piso colocar cajas o palanganas con diversos materiales: algodón, polenta, harina, goma espuma, cartón corrugado, plumas, etc. Sobre las mesas habrá muñecos de peluche, bufandas, pulseras brillantes, cremas con distintos olores, cajitas musicales, instrumentos musicales...

- Oliendo pañuelos: Antes de la actividad, preparar pañuelos perfumados con diferentes fragancias. Invitar a los chicos a oler cada uno de ellos y después contar cuál les gusto más.

- ¿Qué hay adentro de la bolsa? Dentro de una bolsa opaca colocar diferentes elementos (auto de plástico, títere, bloque de madera, libro pequeño, pañuelo, entre otros). Reunir a los niños y contarles que van a jugar, y que el juego consiste en adivinar el objeto a través del sentido del tacto, es decir, sólo tocándolo, sin mirar.

- Comidas preferidas: En un papel afiche colocar las respuestas de los chicos acerca de cuál es su comida preferida. Luego podrán dibujarla.

- ¿Qué textura es? Sobre una mesa colocar distintos objetos de diversas texturas, para explorarlos de forma visual y táctil.
Textura lisa: algo de plástico o madera muy suave.
Textura áspera: lija.
Textura rugosa: cartón corrugado.
Textura suave: muñeco de peluche o terciopelo.
Textura esponjosa y blanda: esponja.

- Clasificación de texturas conocidas por los chicos: Luego de haber realizado la actividad anterior, se clasificarán en un cuadro las texturas que los chicos conocen, y que hacen referencia a cada una de las nombradas en la propuesta previa (Liso, Áspero, Rugoso, Suave, Esponjoso).

- Gallito ciego de sabores: Pedir a las familias que envíen al jardín una fruta o algo salado para que los chicos puedan degustar. Antes de realizar el "gallito ciego" mostrar a los chicos todos los alimentos. Luego tapar los ojos a un niño, para que pruebe uno de los alimentos. Debe adivinar qué es o a qué sabe.

- Preparar una ensalada de frutas: Para poder degustar, lo mejor es ¡Cocinar! Realizar entre todos una ensalada de frutas, para poder probar en el desayuno, postre o merienda.

- Mirando con diferentes anteojos: Confeccionar cuadrados de papel celofán enmarcados con cartón. La actividad consiste en observar diferentes objetos de la sala a través de ellos. Diferenciar cómo se observan las cosas con y sin los marcos.

- Para escuchar, una narración: Reunir a los chicos y contarles que van a escuchar un relato. Invitarlos a ponerse cómodos con almohadones, los cuales estarán distribuidos por la sala. Mencionar la importancia de escuchar para poder comprender la historia. Comenzar a narrar el cuento: "Un botón perdido". En este link encontrarás una recopilación de cuentos para narrar.

- Lotería sonora: Previo a la actividad, confeccionar tableros con imágenes de medios de transporte, animales e instrumentos musicales. También grabar un CD o pendrive con los sonidos que reproducen cada uno de estos elementos y/o animales. Reunir a los niños y explicarles en qué consiste el juego: tendrán que escuchar atentamente cada sonido y colocar una ficha en la imagen que corresponda. Por ejemplo, si escuchan el sonido de un pato, colocarán la ficha en dicha imagen. Invitarlos a sentarse en las sillas, y repartirles el material para comenzar con la propuesta.

- Mirar imágenes de revistas: Entregar a los niños distintas revistas para que puedan mirarlas y muestren a sus compañeros qué imágenes o aspectos de las mismas llaman su atención. Realizar preguntas para guiar la observación: "Esta imagen me parece interesante", "¿Qué ven acá?", "¿Cómo es?", "¿Qué más hay?", "¿Dónde están?", "¿Es de día o de noche?", "¿Por qué te interesaste en esta imagen?". Con estos interrogantes tratar de que los niños puedan describir la imagen verbalmente, de la forma más detallada posible. Finalizar la actividad guardando entre todos las revistas.

Cierre:

- Recolectar elementos junto a las familias: Enviar una nota a las familias solicitándoles algún objeto que les llame la atención. Puede corresponder a uno o varios de los cinco sentidos. Los chicos deberán traer el elemento al jardín, junto con una explicación corta acerca de por qué les atrajo ese elemento y a qué sentido o sentidos corresponde.

* Otras actividades posibles:

- Armar un recetario con recetas de las familias y prepararlas en el jardín.
- Escuchar los sonidos del jardín, describirlos y anotarlos en un afiche.
- Escuchar canciones.
- Apreciar obras de arte; sus matices y colores, objetos, elementos.
- Durante las actividades cotidianas (saludo, lectura de un cuento, desayuno, higiene, sueño) identificar sentidos que se utilizan.
- Preparar licuados y degustarlos.
- Observar los objetos de la sala y del jardín con lupas.

Esperamos que disfruten de esta propuesta tanto como nosotras. ¡No se olviden de compartir y comentar! Ahora cerremos los ojos y, con los cinco sentidos, imaginemos que estamos en esta hermosa playa...

¡Envianos un mensaje!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *