Cuadro seguidores Google+

¡Si te gusta el blog por favor compartilo! ¡Gracias!

¡Si te gusta el blog por favor compartilo! ¡Gracias!
¡Si te gusta el blog por favor compartilo! ¡Gracias!

Cuadro de búsqueda

23 de octubre de 2010

CONTROL DE ESFÍNTERES


¡Chau pañal!

Si bien no existe un tiempo establecido para que los niños controlen esfínteres, la mayoría están preparados fisiológicamente y psicológicamente alrededos de los dos años. Algunos chicos lo logran después de largos entrenamientos, otros lo consiguen con poco esfuerzo.

Para que esto suceda el niño tiene que poseer el control necesario de los músculos intestinales y de la vejiga y distenderlos voluntariamente en el lugar y el momento determinados. Generalmente se logra primero el control intestinal y luego el de la micción.

Es muy importante que el infante entienda lo que se espera de él. Esto no se logrará sin paciencia, estímulo y acompañamiento. De cómo se transite esta etapa dependerán muchas conductas futuras. El docente se hace corresponsable de esta educación que compete básicamente a los padres. Será positivo que haya encuentros de reflexión o entrevistas para conseguir la misma línea de conducta en el jardín y en la casa.

¿Qué puede hacer el docente?

Debe plantear un "adiós" a los pañales pausado, paciente y rutinario. Siempre habrá algún niño que comienza la sala de dos sin pañales; utilizaremos esta situación para mostrar al resto del grupo cómo usa el baño el compañerito que ya controla. Es lógico que haya avances y retrocesos, entonces no habrá expresiones vergonzantes ni castigo alguno. El control esfinterial es uno de los tantos procesos en la evolución de los seres humanos, así que cuanto más serenos y pacientes seamos, mejor se transitará esta etapa.

Es importante incluir entre las actividades la manipulación de elementos líquidos y semisólidos (representación de las heces y la orina) tales como arena, agua, dáctilopintura y masa, entre otros.

7 de agosto de 2010

PROPUESTAS DIDÁCTICAS PARA TRABAJAR CON EL NOMBRE PROPIO


¡Hola amigos y amigas de Espacio Kinder! Hoy les traemos algunas propuestas relacionadas con la enseñanza y el aprendizaje de la lectura y escritura del nombre propio. El trabajo con las Prácticas del Lenguaje tiene que estar encuadrado en situaciones que se relacionen con funciones sociales. Leer o escribir el nombre propio debe tener un propósito comunicativo.

Algunas de las actividades que pueden desarrollarse para trabajar con el nombre propio son:

En relación con la lectura del nombre propio:

- Asistencia. La lectura del nombre cobra sentido para saber quiénes han asistido o no a la clase.
- Saber a quién le corresponde ser el secretario del docente.
- Saber cuál es el rincón que se le ha asignado a un niño para jugar o trabajar ese día.

En relación con la escritura del nombre propio:

- Reconocer a quién pertenecen los trabajos.
- Conocer la asistencia del día.
- Llevar constancia de los libros que retiran de la biblioteca.
- Explicitar a los destinatarios los autores de cartas o e-mails que se elaboran.
- Explicitar los autores de libros, obras de arte, poesías o canciones.
- Anotar la designación de los equipos que se pudieran formar para trabajar o jugar.
- Realizar votaciones.

Estas son propuestas muy enriquecedoras pero, como se puede apreciar, todas se enmarcan dentro de situaciones cotidianas e independientes. Es decir, inician y finalizan el mismo día. Estas actividades cotidianas podrían y deberían ser complementadas con algún proyecto. Es decir, una situación didáctica que involucre una secuencia de actividades con una organización lógica entre una y otra, con un compromiso mutuo entre niños y docentes y con un propósito comunicativo.

Ejemplos de proyectos para trabajar con el nombre propio:

- Construir el árbol genealógico de cada uno de los integrantes de la sala.
- Indagar y escribir los nombres de los docentes de todas las salas.
- Producir un texto informativo sobre los orígenes de los nombres de los chicos de la sala.
- Relevar los femeninos, masculinos y diminutivos de los nombres.
- Indagar los nombres que se dan con mayor frecuencia en el jardín.
- Investigar los nombres utilizados en diferentes países, épocas, etc.
- Producir una agenda telefónica personal o de la sala.

El trabajo con estas temáticas permitirá recurrir también a otras áreas tales como Ciencias Sociales y Matemáticas, entre otras.

2 de agosto de 2010

ESTE PERRITO MÍO. BLANCA RAVAGNAN DE JACCARD.


Este perrito mío
no tiene cola;
bueno, un poquito tiene,
más que de sobra...

¡Y si vieran ustedes
cómo la mueve,
y me dice con ella
cuánto me quiere!

Vamos, perrito mío,
ven a jugar.
Y él me mira y responde:
Guau-guau, guau-guau.

1 de agosto de 2010

GRILLO ENAMORADO. LORENA SCIGLIANO.


¿A quién le canta el grillo enamorado?
De Norte a Sur todos se hacen la misma pregunta,
pero nadie conoce a su amada.

Por las noches en el campo,
el grillo da serenata.
Todos oyen sus canciones,
preguntan a quién le canta.

El grillo ritmos latinos,
aprende, estudia y ensaya.
Nadie conoce a su amada,
preguntan a quién le canta.

Toca algún carnavalito,
¿Del Norte es la afortunada?
Piensan pero no lo saben,
preguntan a quién le canta.

Suenan acordes de tango,
para su enamorada,
entonces en la cuidad,
preguntan a quién le canta.

Desde Norte a Sur lo escuchan,
de noche y de madrugada,
en el Este y en el Oeste,
preguntan a quién le canta.

Es noche de luna llena,
el grillo amor le declara,
sin canción, con un poema,
ya saben a quién le canta.

28 de julio de 2010

ESCRIBIR EN EL JARDÍN


Para que los niños "escriban" el docente o adulto deberá generar situaciones en las que aparezca la necesidad de comunicarse por escrito. Es decir que no pedirá a los chicos que escriban determinadas letras, palabras o frases "porque sí" o que copien del pizarrón. La escritura estará contextualizada. Deberá surgir la necesidad de escribir con un sentido. Así los niños intentarán sus primeras producciones. Es muy importante no enseñar las letras "sueltas", sino incluir la escritura como forma de comunicación.

¿Cuáles son las funciones de la escritura?

Escribimos...
- Para no olvidar información.
- Cuando queremos dejar una constancia.
- Cuando la información que deseamos transmitir es muy extensa o muy precisa.
- Cuando queremos que nuestro mensaje llegue a destinatarios múltiples o masivos.
- Cuando queremos identificar un objeto o un autor.
- Escribir nos permite leer y revisar lo escrito.

Teniendo en cuenta estas funciones, podremos proponer a los chicos situaciones en las que aparezcan involucradas. Por ejemplo:

- Escribir invitaciones para la exposición de la sala o del jardín.
- Escribir afiches para una campaña sobre el cepillado de los dientes o sobre el dengue.
- Producir textos como cuentos, poesías, diarios, revistas, enciclopedias, entre otros.
- Escribir para llevar constancia de los libros que se retiran de la biblioteca de la sala.

Situaciones de escritura en la sala:

1- Los niños dictan al docente y el docente escribe para que todos vean, lee cómo va quedando y establece acuerdos con los chicos.
2- Los niños escriben por sí mismos, para lo cual necesitan amplio material de referencia.

Rol docente:

- Garantizar diversidad de situaciones (propósitos, textos, destinatarios, grupos, formatos).
- Crear un centro de escritura para poder trabajar con grupos pequeños.
- Alentar a revisar las producciones.
- Alentar la colaboración entre los niños.
- Ofrecer materiales adecuados.
- Intervenir directamente sobre las escrituras de los niños, pidiéndoles que lean lo que escribieron y facilitándoles información concreta.

Los proyectos, una forma de trabajar con la escritura:

El proyecto es una forma de organización del trabajo didáctico. Es planificado por el docente junto con los niños y concluye con una producción grupal. Constituye una vía de acceso contextualizada a la lengua escrita y es siempre un propósito el que guía la exploración de los textos y su producción (por ejemplo, los niños consultan revistas y libros para armar una enciclopedia o escriben afiches para mostrar cómo se consiguen dientes sanos).

Tienen tres momentos:

1- Planificación: El maestro propone ideas que sirven como disparadoras.
2- Elaboración: Se confecciona el material, se recoge información y se la organiza. Se elabora el producto final, se lo presenta a los destinatarios y se reflexiona sobre lo que habría que mejorar.
3- Síntesis: Se recapitulan las estrategias utilizadas y se elaboran otras de sistematización de lo aprendido.

Ejemplos de proyectos de escritura:

- Elaboración de una enciclopedia de animales.
- Producción de un libro de cuentos.
- Lectura de diarios como actividad permanente y la posterior producción del diario de la sala.
- Creación de afiches para una campaña sobre alimentación sana.
- Realización de una antología de adivinanzas.
- Creación de la revista del jardín.

Es muy importante que, a lo largo del ciclo lectivo, se realicen actividades permanentes de lectura de diarios, revistas, enciclopedias, diccionarios, cuentos, poesías, recetarios, entre otros; ya que, la única forma de que los chicos puedan producir textos es primero conociéndolos y explorándolos. Si no conocen estos portadores de texto periódicamente, mucho menos podrán producirlos en la sala.

¡Envianos un mensaje!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *